GRUPO BASAMENTA TEATRO

GRUPO DE EXPERIMENTACION TEATRAL

jueves, 20 de febrero de 2014

ESTRENO - Sábado 15 de Marzo - APACHETA SALA ESTUDIO



A partir del 15 de marzo, GRUPO BASAMENTA presenta su primera obra, después de tres años de experimentación. "Les Interprètes" se va a presentar todos los sábados a las 23.15hs en APACHETA Sala Estudio (Pasco 623).  
En los próximos días se podrán reservar las entradas. 
También nos pueden buscar en Facebook como "GRUPO BASAMENTA"                      



martes, 18 de junio de 2013

TRAILER DE LES INTERPRÈTES



¿Que es Basamenta?



 Basamenta es un grupo de experimentación teatral que viene trabajando desde Mayo de 2011 y esta integrado por Victoria Veliz, Matías Corradino, Fernando Morales, e Ignacio Torres. Todos ellos estudiantes egresados de la EMAD (Escuela Municipal de Arte Dramático)
 ¿Se necesita un texto para que exista dramaturgia?
 Desde el comienzo de nuestro trabajo, nos propusimos componer una dramaturgia del actor. Y esta se fue creando a partir de la acción y la relación con el espacio y los objetos que nos rodeaban. Empezamos a crear en relación a lo que teníamos.
 Les Interprètes, surge de una necesidad grupal de hablar sobre la situación del actor y su relación con el medio. Con eso se fueron generando distintos disparadores que apuntalaron el trabajo de cada actor y que representan sus miedos, ansiedades, expectativas en relación con el “ser” actor y todo lo que eso conlleva.
 Desde un punto en nuestra investigación, tuvimos la necesidad de que cada integrante del grupo genere una propuesta diferente en base a sus interrogantes y que correspondiese asimismo con la mecánica grupal del trabajo, que ya se comenzaba a gestar. Es decir, partir desde lo particular hacia una estructura que nos contenga.
 Les Interprètes, no se generó como una obra autónoma sino a partir de lo trabajado en base a los vestuarios, objetos, textos y mecanismos. Los objetos definieron el trabajo y el trabajo devino en texto. No compusimos escribiendo, sino generando movimiento en el espacio y haciéndolo resonar en nuestros cuerpos. Podríamos denominarla una “dramaturgia del presente”. O también una “dramaturgia de grupo”, todo lo que se componía se componía a forma de grupo musical, cada uno tocaba un instrumento distinto, y no había un director. Cada espacio se fue componiendo a modo de coro, con cada uno aportando su singularidad.
 El ojo que expecta o público, es parte fundante del espectáculo y lo termina de definir, siendo que tomamos al público como un factor más de la dramaturgia, como un factor determinante. Tampoco tomamos la dramaturgia como algo acabado sino como un elemento más que continúa regenerándose cada función o cada encuentro con un “otro”.


Breve Reseña de la obra.
 Les Interprètes es una obra que permite a cuatro actores indagar acerca de su profesión, su relación con el público y su relación con su verdad o autenticidad. El público será parte de un experimento del cual es un ingrediente ineludible, que atraviesa y constituye el acontecimiento teatral.
 La obra sucede en cuatro momentos, cada uno de ellos guiado por los actores, los cuales serán intentos inconclusos de profundizar sobre distintos problemas de la actuación. O dicho de otro modo, pensar los problemas de los distintos tipos de actuación, o también cómo la profesión y el público cambian de acuerdo al contexto. El público (que también va a ser representado) se moverá junto con los actores y cambiará de foco a partir de cada propuesta, por momentos más cerca y a veces más lejos de los intérpretes, experimentando distintos grados de intimidad.
 Los personajes transitan varias experiencias, exhibidas como cuestiones problemáticas: la competencia en un elenco, el rol del actor en el imaginario popular, el uso del cuerpo, las posibilidades emocionales que “debe” tener un actor, entre otros. Quizá baste con preguntarse: ¿Cuál es mi lugar en esta profesión?, y ponerle el cuerpo a esa pregunta.
 Les interpretes invita a un viaje a través del subconsciente del actor, transitando por sus fantasías, miserias y fracasos. La obra es un experimento que no concluye, sino deviene en un proceso continuo, de modo que los actores junto con el público provocan un encuentro distinto en cada función.